Comparar listados

Por que visitar Sitges

Por que visitar Sitges

Sitges, un pueblo que aprendió a sacar provecho a sus tradiciones y playas, junto con el arte y las fiestas de verano. Se adapta todos los gustos. Aquí tendrás una simple pero completa guía para que te animes a visitarlo.

1) Es fácil de llegar: Si no quieres conducir, tiene fácil acceso en tren o autobús.

2) Muchos días de fiesta. Si lo visitas antes del 27 de agosto, puedes estar en la Fiesta Mayor de Sant Bartomeu. La plaza del Baluard se llena de gigantes y concluye con espectaculares fuegos artificiales.

3) Festivales, eventos y más fiesta. Hey de todo y para todos: Carnaval, el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico, el Festival Internacional de Tango y la Sitges Gay Pride son sólo algunos de los eventos.

4) Tiene playas para descubrir. Tal y como si fuera una isla balear; mientras más recorres consigues más pequeñas calas donde pasar el rato y tomas buenas fotos.

5) Pero no sólo hay calas. Existen 17 playas diferentes, que incluyen zonas familiares, rincones gays y playas nudistas.

6) Aguas templadas. El mar en Sitges tiene la temperatura perfecta para darse un baño.

7) Historia modernista. Era el punto de encuentro de artistas de la época del Modernismo y puedes viajar al pasado visitando sus museos.

8) Historia americana. El centro de Sitges tiene un aire colonial. Los que hicieron fortuna en América al volver, construyeron edificios con sabor latino.

9) Construida por pescadores. Conserva el espíritu marinero. Muchas casas de pescadores aún se conservan y habitan, inclusive con su espacio reservado para las embarcaciones.

10) Gastronomía del mar. Siendo un pueblo pesquero, no podía faltar comida con pescado o mariscos.

11) Las mejores ensaladas. El xató es la más popular. No es cualquier ensalada. Lleva anchoas, atún, bacalao y aceitunas y se acompaña con una salsa de almendras y avellanas tostadas.

12) El xató tiene su jerarquía. Probar el auténtico xató es mejor cuando organizan las “xatonadas populares”. No por ello será malo otros días, claro está.

13) Todo del mar. Otras especialidades como las fideuás y el suquet de pescado están a la orden del día. Si eres tu cocinero particular, nada mejor que comprar los ingredientes en el Mercado municipal.

14) Un buen postre. Visita la tienda Els Pastissos de l’àvia en la calle Santiago Rusiñol, y compra pasteles caseros y prueba especialidades como la coca de llardons.

15) De uva xarel·lo. Se localiza muy cerca de la región vinícola del Penedés y podemos encontrar los vinos más reputados del país.

16) También hay vinos dulces. Debes probar la malvasía, un vino dulce y aromático que se elabora artesanalmente. Visita la bodega Llopis en el museo Romántico para conocer su historia.

17) Arte con látex. La artesanía tiene un sector poco ortodoxo: alguno de sus productos característicos son los muñecos de látex, que representan gigantes, demonios, dragones, y castellers como los de la Fiesta Mayor.

18) Espacio al arte fúnebre. Aprecia arte en los panteones con obras de Josep Llimona, Frederic Marés y Manel Fuxà en el antiguo cementerio de San Sebastián.

19) Arte contemporáneo. Tu lugar es la Fundació Stämpfli si te gusta más el arte de nuestros tiempos.

20) Alojamiento verde. El Hotel Spa Avenida Sofia se convirtió en el primer hotel de Europa y cuarto del mundo que consigue la máxima certificación medioambiental (Leed Platinum Certification).

21) Vistas del mar. Es obligatorio pasear por la terraza del Palau Maricel, en la calle Fonollar. Esta residencia y museo con obras de Miquel Utrillo os dejará perplejos.

22) Abierto en cualquier momento. No importa el día o la hora, comercios abiertos y dispuestos a ofrecer sus productos cuando te provoque.

23) Cuidado con los olores. Las perfumerías tienen sus tácticas para venderte más de una colonia.

24) Fotogénico por naturaleza. No importe a donde apuntes la cámara, tendrás muchos likes.

25) Sin prejuicios. Todos conviven es paz con sus propios gustos y formas de vivir la vida.

img

admin

Únete a la discusión