Comparar listados

Sitges: el St Tropez de España

Sitges: el St Tropez de España

Todos los sitios del mediterráneo son un poco parecidos, Sitges puede decirse que tiene su propio estilo. Se encuentra a 20 millas de las costas escarpadas de Barcelona, y pese a la antigüedad propia de su historia, esta se encuentra a la vanguardia del mundo turístico español. Tradicionalmente un pueblo pesquero, cuenta con una población de 25 mil personas, pero que en verano logra inflarse hasta las 100 mil. Se le puede apodar la “Barcelona en el mar”, donde los más ricos de los catalanes vienen a broncearse y pasar el rato.

Cuenta con los condominios lujosos más caros del país por lo que podemos etiquetarla como la St Tropez de España.

Desde el siglo 18 comenzó su apogeo turístico donde inversionistas comenzaban a vender un ambiente de inspiración a un público selecto de escritores  y artistas de la época. La actividad se fue incrementando en el siglo 19, pues ya alojaba las vacaciones de Picasso, por mencionar humildes ejemplos.

Si desea probar buen vino, tiene montones de oportunidades de probar cava espumoso de la región. A fines del mes de agosto, Sitges acoge la “Fiesta Mayor” en honor al santo patrón Sant Bartomeu donde se organiza un desfile con muñecos gigantes y que acaba con un espectáculo de fuegos artificiales, este es uno de sus múltiples eventos anuales que atraen multitudes.

Su temporada alta culmina en el mes de octubre, luego de acoger su festival de cine internacional, cuyos artes se muestran con pantallas en todo el pueblo.

Para llegar a Sitges, si se viene en avión aterriza en Barcelona y puede llegar por taxi (50€); en bus, que sale cada hora desde la terminal B, con un aproximado de 30 minutos de viaje dependiendo el tráfico del día (2.85€); o sino en tren, que son más baratos aún (2.50€), pero que toman más de una hora y requieren de un  cambio entre Sants y el Prat de Llobregat.

Como alojamientos, podemos mencionar al Hotel Calipolis (www.sitgeshotelcalipolis.com), con habitaciones que van desde los 98 euros. Si quiere algo más tradicional, puede probar el Romantic Hotel (www.hotelromantic.com), una casa del siglo 19 exlusivamente amueblada, con precios desde los 99 euros.

 

Metas ha lograr en Sitges:

Recomendable visitar la Iglesia de Sant Bartomeu i Tecla del siglo 17, que en su azotea puede orientar su ubicación en la ciudad. También está el “Museu Cau Ferrat”, la antigua casa y taller de arte del pintor catalán Santiago Rusiñol, y cerca, al otro lado de la calle, las baldosas decorativas del Museu Maricel, con magníficas terrazas que dan hacia el mar.

Para comer, se tienen L’Aixeta, un restaurante de tapas de bajo costo que sirve mini platos en todo el territorio catalán. Asegúrese de pedir “xató”, una ensalada tradicional con bacalao, atún y anchoas y acompañarla con una copa de Malvasía de Sitges.

También el visitar los viñedos de la prestigiosa marca Miguel Torres (migueltorres.com) ofrecerán una interesante guía en sus viñedos con un curioso mini tren (por 6€). Preguntar por el “túnel de aromas”, y no perderse la degustación final.

No puede faltar un buen baño en algunas de sus 17 playas. Todas muy parecidas entre si y llenas de arena.

Como un buen souvenir puede adquirir piezas de arte decorativo, trabajan numerosos pintores y artistas dentro y en los alrededores de la ciudad. Así como gallerías de arte.

Puede conseguir mayor información en la oficina de turismo, en la calle Sínia Morera 1 (www.sitges.org)

img

admin

Únete a la discusión